lunes, 1 de agosto de 2011

Cierre prematuro de las suturas craneales

Foto © paparutzi

Una madre me escribió preocupada porque a su niño le diagnosticaron una enfermedad llamada craneosinostosis, y además, le dijeron que debía ser operado.

La craneosinostosis es el cierre prematuro de una o más de las suturas del cráneo.  Las suturas, son una red de tejido fibroso que hay entre un hueso y otro de la cabeza.  Son éstas las que facilitan el moldeamiento de los huesos de la cabeza del feto, para que éste pueda salir por el canal del parto.  Las suturas le permiten al cráneo expandirse a medida que el cerebro del niño crece en el tiempo.

Si el cierre de las suturas es muy prematuro, el cráneo se convierte antes de tiempo en lo que deberá ser mas tarde, una bóveda rígida. Así, en el niño, el cráneo será una camisa de fuerza que impedirá el desarrollo normal del cerebro con serias secuelas neurológicas. De ahí que, en la mayoría de los casos,  la cirugía es una medida correcta y la realizará el neurocirujano, asistido por un anestesiólogo experimentado, y con un postquirúrgico donde se le brinde al niño las mayores garantías.

Dependiendo de cuál de las sutura sea la afectada o si es más de una, se va deformar la cabeza del niño y también su cara.  La causa de ésta enfermedad no está del todo clara, aunque se cree que la genética juega su papel, ya que se conocen una serie de síndromes como el de Crouzon, Alpert, Carpenter y otros, que son congénitos y que cursan con craneosinostosis.  Sin embargo, la mayoría de los casos que se diagnostican en la práctica pediátrica se ven en familias sin antecedentes de la enfermedad y los niños que la padecen son sanos y tienen una inteligencia normal.

Resumiendo, podemos afirmar que la mayoría de los casos de craneosinostosis deberán recibir un tratamiento quirúrgico pero que también existen formas leves en los que solo se puede apreciar una pequeña protuberancia o endurecimiento óseo el cual bajo observación podría no necesitar intervención quirúrgica.  Los niños con deformaciones obvias deberán ser operados lo antes posible, al igual que aquellos en los que se tenga la convicción de que van a empeorar, pues la preocupación fundamental siempre será que se produzca hipertensión intracraneal, y que el cerebro del niño no se pueda desarrollar en todo su potencial.

Dr. Marcos Díaz Guillén
Pediatra-Neonatólogo
Santo Domingo, República Dominicana



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada